Grupos Familiares de Crecimiento

Desde los inicios de la iglesia, las reuniones por las casa han tenido un papel fundamental en la formación espiritual del cuerpo de Cristo. La iglesia primitiva experimentó esta gran experiencia, siendo por excelencia el lugar donde la naciente iglesia dio sus primero pasos.

 

Hoy en día tomando este modelo de reunión de la iglesia primitiva hemos adoptado las reuniones por las casas como una de las principales estrategias de crecimiento y comunión para la congregación

 

Los grupos familiares y de crecimiento son reuniones por las casas, donde los hermanos vecinos y aledaños al hogar anfitrión se congregan para compartir la palabra de Dios, experiencias, peticiones, etc.,  con el fin de tener una relación de comunión mas intima en los círculos mas pequeños.

 

Desde nuestros inicios hemos trabajado con esta estrategia de evangelización y crecimiento, en un principio se denominaban “culto por las casas”.

 

Con el correr de los años el nombre fue cambiando, aunque no la dinámica. Hoy en día los llamamos “Grupos Familiares y de Crecimiento”.

 

Grupos familiares, porque nos reunimos por las casas, al calor del hogar anfitrión, siendo este un hogar cristiano, con buen testimonio, una casa que ofrece descanso y bendición a las personas que le visitan. El líder del grupo dirige las reuniones, en las cuales hay enseñanza, compartimiento, alabanza, intercesión, ministración en un ambiente de confianza y libertad. Los hermanos que asisten a los grupos familiares de crecimiento tienen la oportunidad de compartir sus experiencias, problemas, victorias, etc., con mayor facilidad que en la reunión general de la congregación, donde habemos muchas personas y el tiempo a veces es reducido, pero en la reuniones por las casas al ser un círculo mas pequeño los hermanos se expresan con mayor denuedo.

 

El nombre “de crecimiento” lo reciben por el hecho de que la estrategia de los grupos busca como finalidad la expansión del Reino de Dios a través de la evangelización de la zona donde el grupo ejerce acción, es decir a su alrededor. Los miembros de cada grupo trabajan con los vecinos, proyectándose en la comunidad a fin de ser un faro de luz en el lugar de residencia. Así para muchas personas que no quieren asistir a una iglesia, se les hace más fácil participar de una reunión familiar, cerca de su casa y con personas conocidas. Una vez dentro del grupo tienen la oportunidad de escuchar la Palabra de Dios, la cual por misma dará los frutos esperados.

 

Los grupos familiares y de crecimiento son un semillero importante para el liderazgo, ya que brindan la oportunidad de descubrir los talentos que los hermanos tienen, se potencian sus capacidades a través de las diferentes actividades que el grupo realiza en la zona. Muchos grupos realizan cultos de extensión en las calles, otros reforestan los predios vecinales, tienen campañas de limpieza, de educación sanitaria, ayudan a los vecinos en necesidad y así dan a conocer la persona de Jesús a través de sus acciones. Es en este accionar que se van formando líderes para la obra los cuales después so convierten en ministerios que fortalecen la labor de la congregación general.

 

Cada cierto tiempo celebramos una reunión general de los grupos familiares en el auditorio de la IBAC donde compartimos entre todos la alabanza, la Palabra y la comunión cerrando con un agape y compartiendo los alimentos entre los asistentes, es una actividad muy bonita porque los grupos llevan preparados dramas, porras, pancartas con mensajes bíblicos, etc.

 

El ministerio de los Grupos Familiares y de crecimiento es liderado por el pastor Benigno Banegas junto a si equipo de diáconos y líderes de hogar. En la actualidad contamos con 19 grupos diseminados en diferentes lugares de la ciudad con una participación de unos 300 miembros que asisten fielmente a las reuniones por las casas.

 

A continuación exponemos algunos beneficios que los grupos traen al cuerpo de Cristo.

 

 

 

1. Beneficios al Individuo:

 

El propósito de los Grupos Familiares es que nuestra familia crezca. Cuando decimos nuestra familia nos referimos a la familia de Dios de la cual somos miembros. “Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios” Efesios 2:19.

 

El primero y más grande beneficio de los Grupos Familiares es que como miembros de la familia de Dios; nos imponemos las grandes responsabilidades de comportarnos como hijos de Dios; nos mantenemos creciendo, sin otra alternativa, porque la meta que Dios mismo nos ha impuesto es; nada mas ni nada menos, que la estatura de Jesucristo. “Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo” Efesios 4:13.

 

Los Grupos Familiares ayudan positivamente a la madurez espiritual de cada creyente y por ende la familia de Dios es fortalecida.

 

2. Beneficios a la Familia:

 

Todos los cristianos pertenecemos a una familia grande, la familia de Dios, pero tenemos también la familia biológica, donde hay padres, hijos, nietos, etc. Para esta familia hay una gran promesa en Hechos 16:31, “… Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, y tu casa”.

 

En 1 Crónicas 13:14 dice: “Y el arca de Dios estuvo con la familia de Obed-edom,

en su casa, tres meses, y bendijo Jehová la casa de Obed-edom, y todo lo que tenía”. El arca representaba la presencia de Dios y donde quiera que está la presencia de Dios, allí está su bendición. Como lo dice en el Salmo 1:1-3, “Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; sino que en la ley de Jehová está su delicia, y en su ley medita de día y de noche. Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperara”.

 

3. Beneficios para el Hogar Anfitrión:

 

Cada hogar anfitrión será un Faro de Luz y un testimonio a todo el vecindario. Los vecinos comenzarán a sentir la necesidad de un cambio en sus vidas, se sentirán protegidos y tendrán temor de seguir viviendo una vida materialista e indiferente a las cosas de Dios.

 

El hogar anfitrión tiene un privilegio muy significativo porque sirve de enlace entre el pueblo y Dios; por consiguiente no solo este hogar, sino que se extenderá hacia todos aquellos que serán atraídos.

 

4. Beneficios a la Comunidad:

 

Cada equipo de trabajo de los Grupos Familiares trabaja para bendecir  la comunidad. Ellos cuidan, atienden, sirven y protegen espiritualmente a todo el pueblo alrededor de la casa anfitriona. La bendición de Dios puede llegar a ser tan fuerte que comiencen a suceder milagros en esa área.

 

El vecindario comienza a limpiarse de drogas, la prostitución desaparece, se deshacen pandillas, etc. En lugares de perdición nacerán Faros de Luz para disipar las tinieblas que antes prevalecían, porque almas estarán viniendo a los pies la Cristo.

Redes Sociales

Twitter Facebook Youtube RSS-Feed

Contactenos

Iglesia Brigadas de Amor Cristiano
Col. Las Palmas, detrás de los silos del IHMA
Tegucigalpa, Honduras, C.A.
Teléfono: (504) 2230-3599
Fax: (504) 2230-7660

eMail us