XVLIII Aniversario, Firmes en la Fe

Una de las consignas mas importantes de la reforma protestante y sobre la cual tomó fuerza el discurso de Martín Lutero fue: “el Justo vivirá por la fe”. Considerando las problemáticas que vive la familia actualmente, (influencias del mundo, divorcios, necesidades económicas, etc.) podemos enfocar el vivir por fe desde dos perspectivas:

1. La fe como fundamento(Romanos 1:17 Gálatas 3:11) Fe en las cosas que Cristo hizo y en las cuales esta cimentada nuestra vida.

Fe en la obra de Cristo, en lo que el hizo por nosotros, (enfoque evangelístico) Fe en la obra redentora de Jesús en la cruz, (Salvación, restauración, perdón, sanidad interior, poniendo las cargas en Jesús, creyendo con esa fe que nos ha hecho vivir una nueva vida, como lo explica todo el libro de los Romanos, justificación por medio de la fe. (las 4 solas de la reforma).

2. Fe y esperanza(Fe en las cosas que están por venir; Hebreos 10:35-39)

Aquí hablaremos de la fe en las cosas futuras, en el tiempo final, el libro de los hebreos menciona que el justo vivirá por la fe en este contexto de las cosas que están por suceder, una fe en cuanto a que Jesús viene y esta es la esperanza en que Cristo viene y nos libera de las cosas que están por suceder en el mundo. Que Jesús dijo: “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo” Juan 16:33

1 Juan  5:4 “Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe”.

 

 

La primera fe como fundamento, fe que transforma, que libera, que sana, justifica y salva. La segunda, fe que es nuestra confianza, nuestro refugio, nuestro amparo y fortaleza, nuestra fuerza y motor que genera cambio. Tenemos estas dos realidades, una fe que se proyecta al pasado y una fe que se proyecta hacia el futuro. La convicción hacia el pasado es hacia la obra inamovible de Cristo, la convicción hacia el futuro es esperanza, la certeza que Cristo esta con nosotros pese a lo que pase, el estará con nosotros. 

Es en este sentido que podemos afirmar que debemos “Pararnos en los caminos, y mirar, y preguntar por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y que andamos por él, y hallaréis descanso para nuestras almas. Jeremias 6:12 de ésta manera entonces caminar en procura de una gloria postrera aún mayor que la primera creyéndolo por medio de la fe.

En conclusión:cuando vivo por la fe en lo que he creído, en su obra redentora en la cruz y de la cual soy participe por amor y gracia, sin importar lo que haya pasado en mi vida, el me ha justificado y sellado con su Espíritu, entonces comienzo a vivir por la fe en lo que él hará, en como me usará, en lo que él puede hacer y en que volverá, y cuando pasa esto en mi vida entonces me convierto en un reformador, en un agente de cambio y transformación en mi casa y comunidad. Un iglesia que fundamenta su fe en lo que el hizo y en lo que él hará, no una fe muerta, si no una que produce cambios, que produce acción, que produce compromiso, movimiento... será una iglesia reformadora.

Redes Sociales

Twitter Facebook Youtube RSS-Feed

Contactenos

Iglesia Brigadas de Amor Cristiano
Col. Las Palmas, detrás de los silos del IHMA
Tegucigalpa, Honduras, C.A.
Teléfono: (504) 2230-3599
Fax: (504) 2230-7660

eMail us